Buscar
  • iris

Tú, como madre y yoguini debes llevar la crianza muy zen ¿no?


Cuántas veces habré escuchado este comentario, y cuantas veces habré hecho esa sonrisita apretando los dientes y diciéndome… “respira, ¿le suelto el royo o lo dejo pasar?”



Maternidad… una carrera que dura la vida entera.

Yoga… dura mucho más que una vida entera.


Los dos son procesos de aprendizaje, de auto estudio, cuestionamientos, de aplicar filtros y valorar 1000 cosas, amor, frustración, desespero (algunas veces) y mucho cariño, por nosotros mismos y por todo lo que nos rodea.

Los dos son procesos de unión y de ética… procesos que juegan con el ego, con la mente, con la paciencia, con la respiración, determinación, fuerza, equilibrio y con 566 otras variables.


Entonces…

Sí, elegí adoptar el yoga como estilo de vida, como guía, como forma de sanar y encontrarme, que hay días que está más presente que otros, sí, y días en el que hago un trabajo más profundo que otros, también...


Y sí, el universo me dio un hijo maravilloso y hasta ahora una vida llena de aventuras, viajes, culturas y formas de vivir diferentes.


Y si releo todo lo que escribí hasta ahora… veo que no elegí el camino fácil… haha

Pero, como dicen los marineros… “Un mar en calma nunca hizo a un marinero experto”.



Pues ahí es el punto al que quiero llegar.

Practicar yoga, en todos sus aspectos (no solo asanas) no significa que ya tengo el trabajo hecho y que voy a ir flotando por la vida.

Si lo hago, es precisamente para trabajarme por dentro, para ver las cosas más claras y poder enfrentar mi vida en este momento y en este contexto que me rodea de una forma más tranquila y con esas “fluctuaciones de la mente” un poquito más estables.


Cuando mi niño se encuentra en uno de esos famosos días en los que suelo decir “lo estamparía contra la pared”, por el hecho de practicar yoga no significa que voy a mantener la calma siempre y voy a gestionar cada situación como si fuera el mismísimo Buddha…


Reconozco, que igual que muchas madres, hay días que exploto, que no puedo más, que estoy cansada y que aunque diga “lo estamparía contra la pared”, obvio que no lo hago.

.

Pero el yoga me ayuda a afrontar esta situación como un auto trabajo, me ayuda a confiar que todo pasa, a cuestionar mis valores y trabajar la determinación.

.


Trabajo todo esto desde la esterilla hacia mi dia a dia, y como dije antes, el trabajo no está hecho… es todo un proceso.

No soy una madre zen, por ser yoguini, ni mucho menos, pero lo intento cada dia, igual que intento perfeccionar mi asana, la postura en la esterilla y la postura en la vida.

.

Madres, yoguinis y madres yoguinis… . ¿Alguna se identifica?

.

#Mamayogui #yogaymaternidad #yogamama #mamayoga #maternidadconsciente #yoguini #caminodelavida #estilodevida #pazinterior #zen #equilibrio #mindfulness #aprendizajes #amor #amordemadre #mama #berrinches #crianza #mamazen #pranayama #practicayoga #yogaasanas #meditacion #paternidad #cambiodevida #yogapath #yogaeveryday #yogaeverywhere #yogainnature #yogaposparto #yogaprenatal #familyyoga #nomadyogui #yoginomada #yogafamily

56 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo