Buscar
  • iris

POSTURAS A EVITAR DURANTE YOGA POSPARTO


Hoy en día, casi ya es prescripción médica practicar yoga después de dar a luz.



El yoga es como un milagro para muchas cosas pero también hay que saber que hay muchas maneras de practicar y después de haber tenido un baby en la barriga durante 9 meses y haber dado a luz, el cuerpo de la mujer ha sufrido cambios y en ciertas partes se encuentra más débil que antes.


Sin lugar a duda el yoga es una increíble herramienta para el posparto, pues ayuda a las mujeres a reencontrarse con su “nuevo yo” después de todo el proceso de transformación, de todo el cambio de vida y de todos los cambios físicos, hormonales y habituales en su vida.

Ayuda a recuperar de a poco el tono muscular, la fortaleza de los músculos internos, sobretodo del suelo pélvico, encontrar el equilibrio otra vez sin un peso extra en la barriga y dar esos momentos de calma en la mente que tanto necesitan las madres.


Antes que nada, me gustaría dejar claro que toda mujer que quiera practicar yoga, debería pedir el permiso a su médico, pues cada mujer es un mundo.


Y en segundo lugar, pero no menos importante, pediría respeto y paciencia hacia una misma.

Nosotras, tras dar a luz, tendemos a querer volver a hacer todo lo que hacíamos antes del embarazo como si nada, y a veces incluso mas. Nos exigimos, hay hasta sentimientos de culpabilidad por no poder hacerlo todo, pero es que…


¡estamos hechas para no poderlo hacer todo tras el parto!

Hay que tener presente que la naturaleza es muy sabia, e igual como ha diseñado el cuerpo de la mujer, diosa del gran milagro de la vida, para que se adapte, acoja, cree y nutra al nuevo ser, también, esa misma naturaleza entiende que tras dar a luz, la mujer debe estar ENFOCADA en cuidar, proteger, conectar y estar con, para y por el recién nacido.


Como dije antes, cada cuerpo, cada mujer es un mundo. Cada parto es digno de un libro. Y todo esto va a hacer que el posparto sea diferente.


PERO… ¿Y YO? ¿Y POR CUANTO TIEMPO? ¿CUANDO VOY A PODER ESTAR POR MI, ENCONTRARME, RECUPERARME SENTIR QUE PUEDO?

Tenemos que entender que el cuerpo necesita descanso, y hay heridas internas importantes que tienen que sanar.

Así pues, tras un parto se recomienda empezar a ir a clase de yoga o a practicar a partir de los 3 meses.


REPITO, 3 MESES…

Hasta esa fecha, el yoga entendiéndolo por lo que significa, unión, conexión es con el baby.

Si estas buscando algo de ejercicio, seguro que balancearlo para dormir, hacer ejercicios para el suelo pélvico y talvez algunos perro vaca (suaves en la cama) y estiramientos para los hombros son más que suficientes.

A partir de esos 3 meses y con permiso de tu matrona o médica, en clase de yoga o en tu auto práctica hay que tener varias cosas en cuenta.




Aquí van 4 cosas que hay que evitar durante el yoga en posparto:


1.Estirar el abdomen


¡Cuidado!


Ten en cuenta que la barriga de una mujer durante el embarazo se ensancha, los órganos se mueven para dar espacio al pequeño y en muchas mujeres ese ensanchamiento, provoca diastasis recti, que es la separación de los músculos del abdomen por el medio.

Esto va a llevar un tiempito en recolocarse y si hacemos posturas en las que extendemos la parte abdominal, como el camello por ejemplo, no va a ayudar.

Es recomendable evitar al principio o hacer variaciones para que la postura sea muy leve.

2.Posturas de cuclillas


El parto y el posparto son momentos claves para cuidar del suelo pélvico, pues es la parte del suelo que sujeta y evita que se nos caigan los órganos internos!

Así que, durante el parto, esa zona podría haberse debilitado mucho, desgarros, episiotomías, hemorroides y estiramiento del suelo pélvico.

Tómatelo con calma y si haces posturas de cuclillas, cuando estés recuperada y siempre activando el Mula Bandha, o activando los musculos del suelo pélvico.

Seguramente la matrona recomienda los ejercicios “Kejel” que pueden practicarse en el día a día e incluso durante posturas de yoga.


3.Posturas que requieren o conllevan flexibilidad (extensiones o flexiones muy profundas)


Talvez te hayas percatado durante el embarazo que eras más flexible que normalmente y ahora, después de dar a luz, sigues con esa flexibilidad.

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer segrega una hormona llamada RELAXIN que lo que hace es relajar, haha, ayuda a que el cuerpo sea más flexible para adaptarse a la nueva forma, y hay estudios que comprueban que esta hormona continua en el cuerpo durante casi un año, y sobretodo mientras hay lactancia materna.

Esta flexibilidad puede ser muy emocionante y nos puede incitar a probar cosas nuevas, pero hay que ir con cuidado de no sobrepasar los límites, pues digamos que esta flexibilidad no es real y nos podemos lesionar.

Así que, ¡cuidadin!


4.Inversiones


Ay… las inversiones, para quien practicaba yoga y ya llevaba 9 meses sin hacer inversiones, lamento informar, que es recomendable evitar las inversiones sobretodo mientras aún hay sangrado, y después, considerando que el tono muscular del abdomen no es lo que era, que las practique con cuidado y de forma progresiva. Con seguridad, y nunca con el baby cerca!

“Semi-inversiones” como por ejemplo el perro hacia abajo o acostada con las piernas apoyadas en la pared son variaciones que pueden traer muchos beneficios, sobre todo para el sistema nervioso sin ser “peligrosas”.

Recuerda, confía en tu cuerpo, en ese poder divino y en la naturaleza. Respétate y respeta el tiempo que ella ha separado para ti.


Seguramente, tras el parto, y tras los primeros meses de madre, lloros, lactancia, noches sin dormir, inseguridades, mil cosas en la cabeza y aprendizajes externos e internos constantemente el yoga va a convertirse en ese momento de silencio, de abrazo hacia ti misma.




El yoga como manera de conexión, de calma, sin esa gran necesidad de sudarlo todo y hacer 25 chaturangas, sino mas bien ese yoga con cariño suave y delicado.


En unos meses ¡ya habrá tiempo para exigirle mas al cuerpo!


¡Ya me dirás que opinas!

Y por cierto, puede interesarte mi post sobre yoga y maternidad como continuación de esta lectura!


Namaste y mucho amor yogi...


www.irisyogama.com

#yoga #yogamom #yogawoman #prenatalyoga #yogapostnatal #posparto #madreprimeriza #womanyoga #yogini #yogama #yogaeveryday #yogapose #meditacion #mindfulness #recuperacion #pazinterior #conexion #babyyoga #kidsyoga #vinyasa #yin #yogaanatomy #anatomiadelyoga #maternidad

38 vistas0 comentarios