Buscar
  • iris

Halasana, la postura del arado, mitología y cómo practicarla

Hoy os voy a contar un cuento para que lo tengáis presente mientras practicáis esta asana tan bonita...


HALASANA (Postura del arado).

Etimológicamente Hala significa arado y ásana significa postura.


Si quieres, antes de empezar a leer, acompaña tu lectura con una música que habla exactamente sobre esta historia que te voy a contar a continuación. Pincha en este enlace ;)



Mitología: El Ramayana.
Había una vez, en un país muy muy lejano...

El Rey Janaka era el sabio y benevolente rey de Mithila y carecía de hijos. Él cuidaba a su gente con amor y afecto. Era un ilustre ejemplo de Karma Yoga, aquel que sigue el camino del servicio a los demás.



Un día, el Rey Janaka estaba arando la tierra preparándola para un Yajña (sacrificio espiritual). De repente divisó algo que se movía adelante del surco. Temeroso de haber alterado el hábitat de algún pequeño animal, se detuvo y se acercó a mirar. Con asombro, se encontró a una extremadamente hermosa bebé sobre el surco que su arado había dibujado en la tierra.



"Hola, hija", dijo el Rey Janaka levantándola.

La bebé sonrió. "Te vas a llamar Sita", le dijo, "porque naciste en un surco".

La aceptó como un regalo de la Madre Tierra para él y la adoptó como su hija. Sin embargo, Sita es considerada como la hija de Bhumi Devi, la Madre Tierra.



Con la llegada de la bebé Sita, la buena fortuna del rey se incrementó. Su reina Sunayana también dió a luz a una hija, quién recibió el nombre de Urmila. La pareja real crio a las niñas con gran afecto y les dieron una buena educación. Las dos hermosas niñas eran muy queridas por todo el reino de Mithila por sus nobles cualidades, su buen comportamiento e inteligencia, y crecieron para ser princesas ideales.

Un día, el sabio Parashurama vino a visitar el rey Janaka. Él cargaba su arco, y al entrar en el palacio, lo dejó en el umbral del salón real. Sita vio el arco, corrió hacia él y empezó a jugar con él con si fuera un juguete.

Asombrado el sabio Parashurama dijo, “Rey Janaka, ¡mire su hija! Una persona ordinaria no puede erguir este arco. Sólo una persona con mucha fuerza física puede levantar y manejar el arco Vaisnava. Yo no sé cómo Sita fue capaz de levantarlo.”


El Rey Janaka le contestó: “Es realmente asombroso. Eso es la prueba que Sita nos ha sido enviada por los dioses.”


“Janaka, solamente una gran persona noble y fuerte puede casarse con esta joven. Cuando crezca, debes realizar un Swayamvara para ella (una ceremonia donde las novias escogen a sus esposos por sus proezas) y que la persona más apropiada en los tres mundos se case con ella”, le aconsejó el sabio Parashurama.


“Gran sabio Parashurama, cuando encontramos a Sita en el surco también encontramos un arco muy, muy pesado. Era tan pesado que tuvimos que usar caballos para arrastrarlo hacia el salón” dijo el Rey Janaka.

“Entonces, esta es una prueba de fuerza. Ofrezca la mano de Sita en matrimonio a aquel que pueda romper este arco”, le sugirió el sabio Parashurama.


“Gracias por su consejo, haré lo que usted me diga” le agradeció el rey Janaka.


Por supuesto, que cuando llegó el momento Sita eligió a Rama como su esposo.




Sita es considerada como una de los Sreshta Naris (mujeres más castas) y es respetada como el epítome de todas las virtudes femeninas para las mujeres hindúes. Así como Rama es considerado un avatar de Vishnu, el dios de la conservación del Universo. También se considera a Sita un avatar de Lakshmi, la diosa de la riqueza y la consorte del dios Vishnu.


HABLANDO SOBRE LA POSTURA, HALASANA

Halasana es una de las siete posturas consideradas reinas del Yoga, por los múltiples beneficios que proporciona a tu cuerpo.

-Es una postura de inversión cuya presión en la garganta, aumenta la irrigación sanguínea en esta área estimulando las glándulas tiroides y paratiroides, por lo tanto, optimizando el metabolismo de tu cuerpo.

-Además masajea los órganos abdominales, mejorando la digestión.

-Fortalece y da flexibilidad a todas las áreas de la columna vertebral, aliviando los dolores de espalda, la tensión del cuello y hombros, y dándole vitalidad al cuerpo.

-Fortalece espalda, hombros y brazos.

-Ofrece una sensación hermosa de conexión con la tierra y con nuestro yo interno. Calma el sistema nervioso.


CÓMO PRACTICAR HALASANA

1.-Para realizarla inicia acostándote boca arriba y acomoda tu espalda perfectamente en el la esterilla o con los hombros en el límite de una manta doblada.


2.-Eleva tus piernas hacia arriba verticalmente. Inhala y al exhalar, lleva las piernas por encima de tu cabeza hasta tocar el piso o la pared (si no tienes tanta flexibilidad)con los dedos de tus pies.

Hay la opción de apoyar las piernas sobre una silla también.

3.- Es importante que NO lleves el peso de tu cuerpo al cuello, debes apoyarte sobre tus hombros. Entrelaza tus manos con las palmas juntas y apoya firmemente tus brazos y manos en el tapete. Intenta juntar los omoplatos, abriendo así el pecho.

4.- También es MUY IMPORTANTE NO GIRAR LA CABEZA hacia los lados.

5.-Respira lenta y profundamente, y poco a poco siente la energía que genera esta maravillosa postura.





Es un asana que calma tu mente y te relaja, te invita a la introspección y te conecta con nuestra Madre Tierra.

Cuando estés en la postura, reflexiona y pregúntate: Así como el rey Janaka fue bendecido con Sita, ¿Qué bendiciones has recibido de la Madre Tierra?, ¿Qué tanto debes “labrar la tierra con tu propio arado” para poder ganarte los frutos deseados?, ¿Qué haces por cuidar y conservar a la amada Madre Tierra?, ¿Qué sensaciones experimentas cuando realizas Halasana, la postura del arado?.

Referencias:

El Ramayana de rishi Valmiki

Luz sobre el Yoga de B.K.S. Iyengar



#yoga #yoguini #halasana #mitologiadelasposturasdeyoga #asana #asanamithology #yogaparatodos #yogaasana #yogapractice #yogaonline

8 vistas0 comentarios