Buscar
  • iris

Adiós 2020, GRACIAS

Podría escribir tantas cosas sobre este año 2020, y seguro que me dejo alguna intentando resumir, pero más o menos ha sido esto:

Confieso que por momentos me siento mal /culpable /egoísta por agradecer a este año, sabiendo que hay personas que lo han SUFRIDO de verdad. Sabiendo que hay personas que han dejado sus vidas, personas que han pasado hambre, que se han quedado sin trabajo y talvez todavía están buscando ser contratad@s.

Personas que han trabajado duro, muy duro por cuidar a otras, por hacer las cosas bien, mientras otras de alguna manera u otra no lo han respetado.




Yo, hablando por mi, si que he vivido un año bastante loco, pero talvez los cambios no me han pillado tan de sorpresa porque estoy acostumbrada a cambios de estilo de vida, a cambios de "hogar", a cambios de trabajo y a adaptarme a situaciones.


Pero en definitiva, confieso que este año ha sido un año de reflexión, de foco y de apreciar más lo que tengo y de apostar por el sueño del yoga, mi pasión.


Enero, vivía en Tailandia con mi familia, vida tranquila, manager y profe en un estudio de yoga y mucho tiempo libre para disfrutar con mi pequeño de las playas de la isla de 7km x 3km donde vivía.


Febrero, en nuestro ritmo... tuvimos que mudarnos de casa un par de veces (cosas que pasan cuando uno vive viajando y siempre buscando un mejor lugar donde vivir, ahorrar y disfrutar de las cosas simples). Nos mudamos de una casa enorme a una cabañita de madera con una terraza grande donde el pequeño Nayat disfrutaba de caminar en cueros jugando con agua, con hojas y con los perritos que pasaban a vernos. Clima tropical... teníamos cocina en la terraza y la sombra la hacían árboles llenos de flores...Todas las tardes cita obligatoria con un mate en la playa para ver la puesta del Sol con nuestros amigos y el mar... otro importante componente en nuestra vida. Esto era nuestra rutina.


Marzo, mi cumpleaños, precioso atardecer con amigos y cena a todo lujo con los seres queridos, probablemente fué la última antes que todo "estallara".

Nos fuimos de vacaciones a la isla vecina, Koh Phangan... curioso irse de una isla paradisíaca para disfrutar otra isla paradisíaca y tomarse vacaciones de la primera...

Nos llegan rumores del Covid, nosotros vivíamos en nuestro mundo yupi, poco nos enteramos...


Abril: La embajada empieza a mandar correos, y al final entre varios vaivenes y dinero perdido en vuelos cancelados, en Abril, conseguimos un vuelo de REPATRIACIÓN para volver a España.

(Tristes, muy tristes, pero sabiendo que era la decisión en ese momento)

Nos sentíamos como si nos fuéramos a un campo de batalla, puesto que en Tailandia estábamos muy tranquilos con toda la pandemia, y Europa estaba en las cifras más altas.


Mayo, Junio y Julio... Interesantes tres meses de confinamiento (semi confinamiento al final) en los que tuvimos que transitar el duelo de haber dejado nuestra isla querida y enfocar (dentro de toda la incertidumbre, hacia donde y cómo caminar a partir de ese momento).

Habíamos llegado a España, pero claro, sin ver a la familia, que apenas conocía al pequeño y sin relacionarnos con nadie. Agradecidos igual a la bendita terraza y a la bendita de la amiga de mi madre que nos pasaba huevos caseros y fresas del huerto por la ventana cuando iba a comprar.

Fue un tiempo de leer mucho, las dos primeras semanas estuvimos sin internet, sin televisión, sin poder llamar por teléfono ni nada,... eso si que fue un retiro en toda regla!

I la verdad es que fue super placentero.

Reinventamos nuestro tiempo, disfrutando de la casa, de la compañía, volviendo a leer mucho, estudiar, dedicarle más tiempo al peque, inventar juegos y enfocar planes y proyectos.

Puse en marcha aquel sueño de las sesiones online. Tomé fuerza y aprendí muchísimo sobre web, diseño, proyectos online y claro... yoga, mi pasión.


Julio: Por fin llegó el momento, podemos dejar la casa donde pasamos el confinamiento (otra mudanza con el baby a cuestas) y irnos al pueblo, donde nos esperaba una casa linda, una comunidad de famílias con niños hermosa y más libertad, naturaleza, buen clima (en verano) y tranquilidad, por lo menos por los meses de verano, mucho más allá no se podía planear...


Primeros mini retiros, primeras sesiones al aire libre tan deseadas y necesarias. Poco a poco arrancando.


A todo esto, el pequeño adaptándose a tanto cambio... (madres, sabréis a que me refiero, no fué fácil) pero feliz por poder estar al aire libre de nuevo y con sus amiguitos para jugar.



Agosto: Teniendo en cuenta que al dejar Tailandia dejamos nuestro trabajo... ya tocaba ponerse las pilas... mi pareja se fue por unas semanas a hacer temporada de verano, y yo me quedé en el pueblo, ofreciendo sesiones online y al aire libre, apoyándome en la comunidad de madres y padres con niños cuando necesitaba que me cubrieran con el peque y contando los días para que llegara Fede, mi compañero. Fue duro, pero agarrándose al "todo pasa" y "hay que aprovechar ahora" que en invierno todo se calma... llegamos al fin del mes.

Finalmente llegó Septiembre.




Septiembre: Las sesiones al aire libre se acaban. La gente se vuelve a la ciudad, y empieza a refrescar. Contrato a la vista. Guardería para el peque. "Seguridad", "Estabilidad", tras ese remolino de meses, sentí un gran alivio y pudimos respirar un poco.


Octubre , Noviembre y Diciembre: Los pongo todos juntos, pues significaron trabajo, empezar a adaptarse al frío al que tan poco acostumbrados estábamos, preparar la chimenea, buscar leña, conseguir ropa calentita, ya que nuestro armario (en nuestro caso, maleta) consistía de bañadores, y ropa veraniega.

A parte de trabajar en la oficina de turismo y ofrecer visitas guiadas, continué con mi proyecto, mi sueño... sesiones de yoga online, continuar estudiando y compartiendo... gestando proyectos, retiros y encuentros para el año que estaba por llegar... el esperado 2021.


Estos meses de más frio, de rutina (poco acostumbrados también) me ayudaron a sentarme un rato, a sedimentar todas aquellas ideas que me volaban por la cabeza otra vez, a ponerlas en papel y a enfrentarme al mundo virtual de nuevo subiendo un escalón más, aprendiendo a grabar mis sesiones de yoga y a editar... junto con todo lo que conlleva.


Tengo un techo, tengo comida, tengo salud, tengo amor, tengo compañía de mi pequeño terremoto que me alegra los días, de mi pareja comprensiva y un super apoyo en todos los momentos, suponiendo la calma a la que puedo recurrir en mis momentos más remolino...


Tengo una comunidad hermosa de gente en el pueblecito donde me encuentro que nos apoya, nos ayudamos mutuamente y hacemos crecer a nuestros hijos juntos, libres y cerca de la naturaleza.

Tengo la comunidad de personas que he conocido por todo el mundo con las que comparto recuerdos y momentos que se reviven de vez en cuando con mensajes, llamadas y pensamientos.


Agradezco por que lo ocurrido durante este año nos ha dado un empujoncito hacia nuestros sueños.

Agradezco por estar viva, por estar bien acompañada, por anteponer siempre la gratitud y poder compartir aquello que me hace bien.


Agradezco por las nuevas oportunidades y por la capacidad de poder apreciarlas y la fuerza para poder ir hacia ellas.


Agradezco los aprendizajes, agradezco el haber podido vivir tan libre como lo hemos hecho hasta ahora para no sentirnos tan ahogados con la situación que nos rodea actualmente.

Agradezco a todas las personas que se cruzaron en mi camino, que hicieron que sea quien soy ahora y espero curiosa para ver quien se va a plantar en el sendero que tenemos por delante.


Agradezco siempre por lo pasado, lo abrazo, lo suelto y miro curiosa a ver que nos depara este 2021.

Por ahora, estoy aquí, ahora, presente paso a paso y con una sonrisa, aunque haya dias más tristes, siempre con gratitud y mirando qué puedo aprender de lo que me rodea en el momento presente.


#2020 #resumen2020 #gratitud #aprendizajes2020 #familia #familianomada #nomadlife #avefenix #yoga #yogaonline #vidadepueblo #compañia #comunidad #caminodelavida #cambios #covid19 #proyectos #estudio #lectura #yoguini #yogamadres #yogaparatodosloscuerpos #bienvenido2021 #gratitud #soltar #dejarir #sacarlomejor #yogaevetryday #gratitude #thankyou2020 #nomadfamily










8 vistas0 comentarios